• El proyecto Eurostudent (en el que España no participó) pone de manifiesto que el hecho que los progenitores tengan o no estudios superiores condiciona cuándo, qué y cómo se estudia.
  • Estudiantes cuyos progenitores no tienen estudios superiores suelen ser mayores y cursan, en mayor proporción, grados más cortos y menos exigentes y a tiempo parcial.
  • Si no se dispone de referentes próximos con formación superior, aumenta la incertidumbre sobre qué les espera y sobre sus posibilidades de éxito .

Noticia en La Vanguardia

Categories: Portada