• “El sistema universitario español requiere mucho consenso para tomar cualquier decisión de alcance. El objetivo de la nueva ley [de universidades] es la modernización y la internacionalización de la universidad, manteniendo el compromiso con la educación pública y garantizando que ningún talento se malogre por falta de recursos. No será posible hacerlo sin mucho diálogo, consenso y visión de futuro. La gente de las universidades tiene un nivel de sensatez y una visión de futuro que esperamos que sea especialmente alto.
  • “Siempre que se quiere hacer un cambio, hay alguien que se opone porque prefiere quedarse como está. Pero una reforma de la ley universitaria sólo puede hacerse con un consenso muy amplio. Todos tendremos que ceder un poco.”
  • [La cuestión más urgente es] “Levantar las trabas administrativas que frenan la investigación. […] Es importante hacer una labor ­didáctica con los funcionarios de hacienda que controlan los fondos públicos […] para que comprendan cómo funciona el sistema de ciencia.
  • [La cuestión más importante es] “la falta de fondos. La inversión de España en I+D+I en 2016 fue del 1,19% del PIB, un porcentaje inferior al de hace una década. […] El nivel de inversión de un país en esta área es el factor más importante para mejorar y mantener el nivel de vida.

Entrevista en La Vanguardia

Categories: Portada