• Contra los ajustes del Gobierno a los presupuestos que “no solo implica la expulsión de profesorado, la reducción de los salarios reales en un 30% como consecuencia de que no se ajustan a la enorme inflación, la suspensión de proyectos de investigación y la falta de un mantenimiento mínimo de sus infraestructuras, sino también la amenaza anunciada de cierre de universidades situadas en áreas menos favorecidas económicamente”.
  • Las 57 universidades públicas argentinas llevan tres semanas paralizadas.
  • Hay numerosas universidades ocupadas por todo el país.

Más información:

Categories: Portada