• La práctica de exigir trabajos como parte de la evaluación de las asignaturas y la precariedad laboral  están detrás de la proliferación de páginas web dedicadas a la realización de trabajos académicos por encargo.
  • Basta con escribir en cualquier buscador de internet las palabras adecuadas para encontrar numerosas páginas web especializadas en la realización de trabajos universitarios.
  • Expertos penalistas reconocen que es difícil incardinar este fenómeno en un hecho delictivo concreto aunque se puede hablar de falsedad documental.
  • Por poner un ejemplo, un trabajo de 10 páginas puede costar 72,50 euros;  algo más extenso, de unas 30 páginas, 217,50 euros.

Noticia en El Periódico

Categories: Portada