• El Tribunal Constitucional ha anulado la parte de la ley valenciana de Salud que prohibía a estudiantes de Medicina de las universidades privadas hacer prácticas en centros sanitarios públicos.
  • El Ejecutivo regional había vulnerado la Ley Fundamental al contradecir la normativa estatal, que insta a los Gobiernos a cooperar con todas las universidades, sin distinguir entre públicas o privadas.
  • El gobierno valenciano legisló en este sentido a instancias de las universidades públicas, que habían aducido los problemas que encontraban para que sus estudiantes se formaran en los mismos espacios y con el mismo personal que los de los campus privados.
  • La Generalitat valenciana justificó el veto a los centros privados, entre otros motivos, para impedir que los profesionales sanitarios públicos tutelaran a estudiantes de las privadas en su horario laboral y cobraran por ello.

Noticia en El País

Categories: Portada