• Un juez ordenó que se repitiera el concurso de una plaza de profesor titular en la Universidad de Oviedo por no haberse publicado los criterios por los que se valoraron los méritos de cada candidata.
  • La universidad repitió el concurso; pero ignoró la otra parte de la sentencia y mantuvo a la profesora en la plaza durante todo un año, con todas sus funciones, hasta que el juzgado le forzó a ejecutar el fallo y anular el nombramiento.
  • Cuando repitió el proceso, la misma comisión volvió a adjudicar la plaza a la misma persona, pero con una diferencia de puntuación aún mayor, a pesar de que se contabilizaban exactamente los mismos méritos, los que tuviera cada candidata en 2016, cuando se realizó la prueba por primera vez.

Noticia en eldiario.es

Categories: Portada