• La Universitat Jaume I (UJI) de Castellón, que apenas puede convocar plazas de profesorado porque su tasa de reposición se lo impide, había llevado a un acuerdo con la Universitat Politècnica de València (UPV) para que le cediera 46 de sus plazas.
  • El crecimiento de la oferta formativa de la UJI y la juventud de su plantilla, que no genera las jubilaciones necesarias, le impiden convocar plazas y reducir la lista de espera en la que se encuentran 140 solicitudes de promoción a la figura de profesorado contratado laboral o titular.
  • El acuerdo contaba con el beneplácito de los consejos de gobierno de ambos centros académicos, así como del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y de la Consejería de Educación, al entender que no implica más gasto público y que sólo se trata de un reajuste entre instituciones con tasas de reposición distintas.
  • Sin embargo, el Ministerio de Hacienda no ha autorizado la convocatoria de plazas de la UJI, alegando que lo impide la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Noticia en El País

Categories: Portada