• Los estudiantes predoctorales habían logrado que el Gobierno mejorara sus condiciones laborales al aprobar el pasado marzo el nuevo Estatuto del personal investigador predoctoral en formación (EPIF). En él se establecen unas condiciones mínimas para sus contratos, mejorando su posición con un acuerdo que supuso cesiones por ambas partes. (Ver noticia relacionada).
  • Sin embargo, algunas universidades y Organismos Públicos de Investigación no están aplicando la subida salarial que contempla el estatuto, según cuentan los interesados.
  • La clave está en el artículo 7.3 del EPIF. El Gobierno, cuentan, incluyó este artículo en el Real Decreto sin negociarlo con nadie y después de que las partes ya habían acordado el estatuto. Este añadido, de redacción confusa se supone que permite a universidades y OPIs aplicar la subida salarial en algún momento de los cuatro años de duración que tienen los contratos con los jóvenes investigadores y no necesariamente año a año.
  • El propio Real Decreto dispone que las cifras de referencia que establece para calcular los salarios son unos mínimos de los que no se puede bajar. Con esta certeza, amenazan con denuncias en los tribunales y huelga si es preciso.

Noticia en eldiario.es

Categories: Portada