• Una auditoría de la La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha detectado irregularidades en su Centro Integral de Formación Permanente y ha remitido sus conclusiones a la Fiscalía para que decida si abre una investigación.
  • La auditoría ha detectado una serie de incumplimientos de la normativa y de las funciones de control de gasto que podrían implicar un perjuicio para las arcas de la universidad.
  • El Centro de Formación Permanente, que disponía de CIF propio, organizaba cursos no oficiales en colaboración con empresas externas. La URJC ha iniciado ya un proceso de transformación de este centro para que sea de gestión interna.

Noticia en Europa Press

Categories: Portada