• Los doctorandos se sienten estafados porque desde el pasado marzo deberían estar cobrando un incremento salarial medio de 110 euros, pero el dinero no llega.
  • El Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF) entró en vigor en marzo, con siete años de retraso. En él se establece que los predoctorales deben ganar al menos 16.500 el primer año y el cuarto año 21.600. Hoy por hoy ingresan de media unos 1000 euros al mes.
  • Al no aprobarse los Presupuestos Generales para 2019 acordados por los socialistas y Podemos, el Estado no puede desembolsar los nueve millones consignados allí para pagar el suplemento a los contratos de formación FPU y FPI.
  • Según el secretario general de Universidades, “los campus tienen que hacerse cargo de esas medidas y si se les puede compensar después, lo haremos”. El presidente de CRUE responde que las universidades están asfixiadas financieramente: “en algunas universidades supone ir a déficit y por la Ley de Estabilidad Presupuestaria no podemos generarlo”
  • “Por una vez la ley está de nuestra parte y apostamos por presentar denuncias colectivas contra las universidades si fracasan las negociaciones”, sostiene un miembro de la red D-Recerca de doctorandos y becarios.

Noticia en El País

Categories: Portada