• Se trata de técnico informático que trabajó en UPM durante 10 años en calidad de interino, tras lo cual fué sustituido por un funcionario.
  • El despido ha sido declarado improcedente porque cuando se formalizó el contrato de trabajo de duración determinada no estaba todavía vigente el proceso de selección o promoción para la cobertura definitiva del puesto de trabajo.
  • La UPM tiene la posibilidad de recurrir la sentencia.

Noticia en El País

Categories: Portada