• Un estudiante universitario de Lyon se quemó a la bonzo ante la sede del organismo público que gestiona las becas y las residencias y comedores estudiantiles, tras perder su beca de 450 € mensuales.
  • El hecho ha causado numerosas manifestaciones y ha abierto un debate en la sociedad francesa. Un 37,5 % de los estudiantes reciben una beca, según cifras del Ministerio, que varía entre los 1.009 € anuales a los 5.551, dependiendo de los recursos del alumno. Un 19,1% de estudiantes vive bajo el umbral de la pobreza, según datos citados en 2017 por Le Monde.

Noticia en El País

Categories: Portada