• En total, más de 1.000 personas han sido arrestadas en la zona desde el lunes por delitos que van desde la asamblea ilegal hasta participar en disturbios, lo que les puede acarrear penas de hasta diez años de cárcel.
  • Gracias al acuerdo pactado entre autoridades y representantes políticos y educativos, otros 200 menores de 18 años pudieron regresar a sus casas tras ser fichados.

Noticia en La Vanguardia

Categories: Portada