Fioramonti, que en tres meses de mandato había conseguido un aumento de 16 millones de euros en becas para la educación superior, apuntó a la falta de “valentía” del Gobierno para invertir en un área “crucial” como la investigación universitaria, que en sus palabras es “el verdadero motor del país, que construye el futuro de todos nosotros”. El ministro ha criticado que “no reconocer el papel fundamental de la formación y la investigación equivale a mirar para otro lado”.

En una carta reciente enviada al Gobierno, un grupo de investigadores defendía al hasta ahora ministro: “Cero euros para los organismos públicos de investigación y 300 millones a partir de 2022 para una superestructura política, la Agencia Nacional para la Investigación, criticada por el Tribunal de Cuentas y por la comunidad científica nacional e internacional. Nos habéis dado la enésima bofetada”.

Fioramonti ha lamentado: “Parece que cuando se trata de escuelas y de investigación nunca se encuentran los recursos y, sin embargo, se recuperan cientos de millones de euros en pocas horas para destinar a otras finalidades cuando hay voluntad política”.

Noticia en El País

Categories: Portada