El Ministerio dirigido por Isabel Celaá admitió que la EBAU 2020 será “continuista” y similar a la de los últimos años, a pesar de que mantiene su “compromiso” de revisar el modelo de las pruebas de acceso a la universidad, como anunció el pasado verano tras las quejas por los diferentes niveles de dificultad y criterios de corrección entre comunidades autónomas.

Pese a la polémica generada, sobre todo en los exámenes correspondientes al año 2019, el Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido mantener la EBAU de igual forma, es decir, se descarta la idea de realizar un examen común para todo el país, en palabras de la ministra Isabel Celaá “Si por única entendemos exacta, no es necesario, sería un empobrecimiento del currículo”. No obstante, sí aclaró que el Gobierno garantizaría “la equidad”, para que las pruebas tengan la misma dificultad.

Noticia en El Economista

Categories: Portada