En España, solo 13 de cada 1.000 estudiantes acaban estudiando en campos STEM, y solo el 26% son mujeres.

El estudio El desafío de las vocaciones STEM, realizado por la Asociación Española para la Digitalización, DigitalES –la patronal del sector tecnológico– alerta de la preocupante tendencia del descenso en las matriculaciones de carreras y estudios relacionados con ciencia y tecnología (STEM).

Según el informe, el 25% de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP desconoce las oportunidades laborales que los estudios STEM ofrecen. Esta falta de formación se debería a insuficiencias de los Planes de Estudios de los grados en Magisterio: la oferta de asignaturas de Matemáticas, Tecnología y TIC representa solo un 10%-12% del currículo.

Noticia en El Economista

Categories: Portada