“Me entristece profundamente que se valoren más los bares que la formación universitaria. Dejan los bares abiertos y cierran las aulas, los seminarios, los laboratorios y las bibliotecas. No tenemos ningún brote, están controlados en los colegios mayores, y el único que depende de la universidad es el Colegio Mayor Isabel la Católica, que tuvo dos casos y están controlados.” ha declarado la rectora de la universidad. “¿Los estudiantes estarán ahora en los bares? ¿Tengo que reservar un bar para dar una clase? Estamos indignados.” ha añadido.

Entrevista a la rectora en El País

Decanos y directores de escuelas de la Universidad han emitido también un comunicado en el que explican que “los estudiantes están con una enorme responsabilidad en las aulas, trabajando y formándose con seguridad y acatando las normas sanitarias, porque aquí es fácil acatarlas. No podemos robarles el derecho que tienen a recibir una formación presencial”.

Enlace a la Carta de los Decanos y Directores de Centros de la UGR al Consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía

A las puertas de la Facultad de Sociología, el miércoles por la mañana, un grupo de estudiantes debate sobre el cierre de facultades. “Al final, va a ser más fácil pedir un cubata que sacar un libro de la biblioteca”, dice uno de ellos. En el grupo, en el que todos son estudiantes de primer curso, están de acuerdo en que “es un sinsentido mantener el ocio y cerrar las aulas”. “Sinceramente, en las aulas es donde más seguros estamos”, reflexionan.

En el colegio mayor Isabel la Católica han puesto en marcha una protesta diaria en su entrada. Allí, al grito de “Queremos estudiar en clase presencial”, se quejaban en la mañana del miércoles por las decisiones del Gobierno andaluz, una decisión que Rogelio Velasco, consejero de universidades andaluz, ha admitido que no ha tomado él y sobre la que ni siquiera ha sido consultado. Para el viernes a las 12.00, varias agrupaciones estudiantiles han convocado ya una manifestación por unas medidas que, según ellos, “hacen evidentes las prioridades del Gobierno autonómico y local, quienes priorizan el beneficio económico a la calidad educativa en la universidad”.

Enlace a la noticia en El País

Cientos de personas se han manifiestado contra la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Granada, convocadas por la Delegación de Estudiantes de la UGR, el Frente de Estudiantes, y la organización Estudiantes en Movimiento.

En una nota de prensa, CC.OO. ha considerado que es “bochornosa la supresión de las clases presenciales en UGR”, una medida “política” que, a juicio del sindicato, “no va a arreglar nada desde el punto de vista sanitario”.

CC.OO, que se ha sumado a la movilización tras la cabecera de la manifestación con UGT, ha señalado que “la presencialidad en las clases de la UGR es una de las actividades más seguras, dado que en todos los casos se ha garantizado la distancia social, las clases están ventiladas y tanto el alumnado como el profesorado y el personal de administración y servicios” está “cumpliendo rigurosamente todas las medidas de seguridad”.

Noticia en RTVE

 

Categories: Notícies