El curso 2018-19, Cataluña fue la segunda comunidad que más estudiantes recibió: 29.000, por detrás de Madrid, con prácticamente la misma cifra. Además, fue la tercera comunidad que más estudiantes envió a campus extranjeros, unos 7.900, por detrás de Madrid y Andalucía.

Sin embargo, los datos facilitados por las universidades catalanas arrojan un panorama desolador en este inicio de curso. La Universidad Autónoma de Barcelona registra una caída media del 45% de estudiantes llegados en el marco de algúno programa de movilidad y de un 33% de los que se marchan. En la Universidad de Barcelona, la llegada de Erasmus se ha reducido un 57%, mientras que en la UPF y en la de Girona la presencia de estudiantes extranjeros se ha desplomado un 70%, y en la Politécnica, Tarragona y Lleida, la caída inicial es del 80%.

Noticia en El País

Categories: Notícies