El perfil habitual de quien estudia desde casa es el de una persona adulta con vida estable, trabajo y, en muchos, casos ya licenciada.

Por eso la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) pidió que se priorizara la presencialidad de las clases de primer curso, y los rectorados han tratado, además, de ofrecerles más tutorías.

Noticia en El País

Categories: Notícies