La revista Profesional de la Información publica una carta en la que se denuncia el abuso del uso de indicadores basados en los índices de impacto en España, donde se aplican

  • a todos los campos del conocimiento,
  • a todas las instituciones que articulan la estructura científica del país,
  • a todas las actividades que conforman la vida académica,
  • a todos los actores de la investigación, bien sea a nivel individual o grupal.

Según los autores, esta práctica -además de ser contraria a los acuerdos DORA y de Leiden-comporta una visión reduccionista de la evaluación y está generando consecuencias lesivas a nivel individual y colectivo, entre las cuales destacan los siguientes:

  • La vida científica se transforma en un obsesivo juego dirigido a acumular más
    publicaciones y a incrementar el número de citas. Publicar por publicar aunque los trabajos sean vacuos, fútiles, reiterativos, sin conocimiento significativo, innovador y socialmente útil.
  • La dedicación equilibrada a la triple misión de la universidad (docencia, investigación y transferencia) se ve alterada. Los investigadores se concentran en la publicación, abandonando o desatendiendo actividades no “productivas”, que no rinden en la carrera científica (docencia, divulgación, transferencia)
  • Las líneas de investigación también se han visto alteradas: se están sustituyendo las líneas lentas en producir resultados, inciertas, complejas y costosas por temas de moda, confección rápida y resultados seguros e inmediatos. El miedo al fracaso anula el riesgo y la creatividad.
  • El afán de publicar a cualquier precio alienta la proliferación de comportamientos poco éticos: autoría de artículos en los que no se ha participado de manera suficiente, malas prácticas de publicación o, directamente, conductas fraudulentas.
  • Se ha alterado de manera notable el mercado internacional de las revistas científicas. Además, la presión de los autores para publicar en revistas de impacto ha desbocado el precio de los APC (article processing charges), que están fuera de control.

La Carta conluye con un llamamiento a la acción para los encargados de la formulación de políticas científicas: ¡ya es hora de firmar y cumplir con DORA y Leiden!

El texto se competa con una sección de referencias.

Enlace al texto de la Carta

Categories: Notícies