6. Algunas causas de esta precarización

Diversos factores pueden explicar, al menos parcialmente, por qué se está produciendo este fenómeno en las universidades públicas.

Uno de ellos es la limitación de la tasa de reposición del personal. Como es sabido, el Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público estableció que las universidades sólo pudieran cubrir el 10% de sus plazas vacantes. Esta limitación se mantuvo hasta la entrada en vigor de la Ley 36/2014, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015, que la elevó al 50%, hasta que el Real Decreto-ley 6/2017, de 31 de marzo, por el que se aprueba la oferta de empleo público en los ámbitos de personal docente no universitario y universitario, Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Cuerpos de Policía dependientes de las Comunidades Autónomas para 2017 la subió al 100%. Obsérvese, pues, que aún a día de hoy las universidades están legalmente imposibilitadas para cubrir buena parte de las vacantes generadas por jubilación u otros motivos desde el año 2012.

Durante todo este tiempo, lo único permitido, siempre dentro de una limitación presupuestaria que impedía incrementar la masa salarial, estaba recogido en una frase del texto legal según la cual “no se procederá a la contratación de personal temporal, ni al nombramiento de personal estatutario temporal o de funcionarios interinos salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables que se restringirán a los sectores, funciones y categorías profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales”.

Un segundo factor decisivo en el comportamiento de las universidades públicas estos últimos años ha sido la reducción de su financiación. Entre 2009 y 2016 (último año para el que existen datos consolidados), la financiación pública cayó un 25% en términos reales (una vez descontada la inflación) en el conjunto de España, y hasta un 34% en la comunidad más afectada por los recortes (Cataluña), tal como muestra el Gráfico 14. A pesar del aumento de los precios de matrícula esto comportó una reducción de los ingresos totales de las universidades del 18,4%, tal como muestra el Gráfico 15.

En resumen, si sólo estaba permitida la contratación excepcional “para cubrir necesidades urgentes e inaplazables” y además disponían de menos dinero que nunca, algunas universidades optaron por la contratación más barata. Y es que, aunque con numerosas diferencias entre comunidades autónomas, la forma más barata de cubrir necesidades docentes es la contratación de profesorado asociado. El Gráfico 16 muestra las horquillas retributivas de este personal por comunidades autónomas.

El Gráfico 17  muestra la horquilla de retribuciones del profesorado asociado en comparación con las categorías de profesorado funcionario. Al analizar este gráfico hay que tener en cuenta que las retribuciones indicadas corresponden a los puestos de trabajo, no a la retribución personal. Es decir, no incluyen ni los complementos personales por méritos (quinquenios docentes y sexenios de investigación) que recibe sólo el profesorado a tiempo completo. En la práctica, y sólo por estos complementos, el coste del profesorado titular y catedrático resulta, de media, entre 10.000 y 20.000 € mayor de lo que indica el Gráfico 17. El gráfico tampoco recoge los complementos personales (también por méritos) que cada comunidad autónoma establece según su criterio y con diversos importes y que se suman a los anteriores. En general, de nuevo sólo se aplican al personal a tiempo completo. En tercer lugar, el gráfico tampoco tiene en cuenta el coste de los complementos por antigüedad (trienios) que, en general, suelen cobrar todas las categorías (aunque en el caso del profesorado asociado, no en todas las CCAA). Finalmente, hay que tener en cuenta que el Gráfico 17 muestra retribuciones brutas, no costes. Esto quiere decir que no incluye el coste de la cuota patronal, que es aproximadamente del 32% de la retribución bruta en el caso del profesorado asociado que no sea funcionario de clases pasivas en su ocupación principal, del 23% en el caso del profesorado funcionario que accedió al puesto después del 31/12/2010 y del 0% en el resto de casos. En resumen, pues, el Gráfico 17 muestra las diferencias en retribución de los puestos de trabajo pero no las diferencias reales de coste para las universidades, que deben estimarse como notablemente superiores. Para una mejor comparabilidad, en el caso de Catedráticos y Titulares el Gráfico 17 indica también la parte de retribución que puede atribuirse a la actividad docente, que hemos estimado en el 60% de la retribución del puesto de trabajo, pues el 40% restante puede considerarse destinado a investigación y a otras tareas. Con el mismo fin, en el caso del profesorado Asociado indicamos también el intervalo entre la media de las retribuciones mínimas y la media de las retribuciones máximas de las diversas comunidades autónomas.

Sin embargo, los factores coyunturales no explican la totalidad del aumento histórico de la contratación de profesorado asociado desde la creación de esta figura en 1983, sino sólo una parte, correspondiente a los últimos años. En este sentido, se podría argumentar el interés de ciertas áreas de conocimiento por contratar profesorado con experiencia profesional, pero eso no explicaría los porcentajes alcanzados en algunas universidades.

Finalmente, además de los motivos económicos descritos, el aumento del profesorado asociado también podría tener que ver con el hecho de que esa figura permite la contratación de personal no acreditado, a diferencia de todo el resto de figuras contractuales, salvo las de ayudante y de visitante (esta última, también utilizada en exceso por alguna universidad).

Categories: Informes

4 Comments

Fotografía (en blanco y negro) de final de curso en .Cat (y III) – Crónica Popular · 19/julio/2020 at 19:01

[…] Alfonso Herranz, Vera Sacristán, “Profesorado asociado: ¿experiencia profesional o precarización? Análisis de la e voluc i ón de l pr of e sor a do a soc i a do de l a s unive r s i da de s públic a s e spa ñola s 2009 – 2019 . https://www.observatoriuniversitari.org/es/2020/07/informe-profesorado-asociado-2020/ […]

Universitat: crear precarietat o eliminar-la - El Diari del Treball · 22/julio/2020 at 06:30

[…] precarietat és la conseqüència, el resultat buscat, d’aquest atac. Aquesta setmana l’Observatori del Sistema Universitari va presentar el seu últim informe, en aquest cas dedicat a la utilització de la figura del professorat associat a les universitats […]

Universitat: crear precarietat o eliminar-la - Catalunya Plural · 22/julio/2020 at 06:30

[…] és la conseqüència, el resultat buscat, d’aquest atac. Aquesta setmana l’Observatori del Sistema Universitari va presentar el seu últim informe, en aquest cas dedicat a la utilització de la figura del professorat associat a les universitats […]

Universitat: crear precarietat o treballar per eliminar-la · 23/julio/2020 at 00:54

[…] precarietat és la conseqüència, el resultat buscat, d’aquest atac. Aquesta setmana l’Observatori del Sistema Universitari va presentar el seu últim informe, en aquest cas dedicat a la utilització de la figura del professorat associat a les universitats […]

Comments are closed.