• El profesorado contratado creció cinco puntos porcentuales entre 2008 y 2014 para pasar del 39,99% al 44,71% del total. En el curso 2017-2018 suponían un 55,63% del total, aunque habría que hacer la equivalencia a tiempo completo de esos contratos para saber si los campus españoles exceden el 49% que la ley de universidades establece como máximo para estas figuras.
  • Juan Hernández Armenteros y José Antonio Pérez García hicieron esa traducción hace unos años y concluyeron que nueve universidades superaban el máximo de profesores contratados ya en 2008, antes de que se notaran los efectos de los recortes y las restricciones para la contratación, y otras nueve se les habían sumado hacia 2014.
  • Es decir, 18 universidades vivían al margen de la ley: Pompeu Fabra, Girona, Autónoma de Barcelona, Miguel Hernández, Rey Juan Carlos, Pablo de Olavide, Castilla-La Mancha; Rovira i Virgili y las universidades de Barcelona, Islas Baleares, Extremadura, Alcalá y Alicante. Y la situación sólo ha empeorado en estos cinco años.
  • Por otro lado, en el curso 2017-2018 el 44,27% de los profesores del sistema universitario público no tenían una vinculación permanente, por encima del límite legal del 40% establecido en la ley.
  • Hay universidades como la Rovira i Virgili (66,45%), la Carlos III de Madrid (62,97%), la de las Islas Baleares (60,37%) y la de Lleida (60%) en las que al menos seis de cada 10 profesores son temporales.

Noticia en El Mundo

Categories: Portada